Estado de conservación

El angelote o tiburón ángel (Squatina squatina)

Estado de conservación

Angelote-Squatina-Estado de Conservación-ElasmoCanSegún la última evaluación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), versión 2015, el estado del angelote Squatina squatina fue clasificado ‘En Peligro Crítico’. Sin embargo, igual que en la clasificación del año 2006, el estado aún debe ser confirmado de manera urgente en las islas Canarias, el sur del Mediterráneo y otras regiones donde la especie aún puede persistir.

Otros organismos que proporcionan información relacionado al estado de conservación son:

Todas las organizaciones recomiendan tomar medidas urgentes para la conservación de las poblaciones remanentes en sus respectivas áreas de actuación, y el estudio del tamaño poblacional y tendencia. La Comisión OSPAR también avisa para estudiar las estrategias de vida de la especie. En este sentido, los integrantes de ElasmoCan han desarrollado diferentes estudios sobre aspectos fundamentales en el manejo y la conservación de la especie.

Recientemente, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA) incluyó 3 especies de tiburones ángel en la Ley de Especies Amenazadas de los Estados Unidos (Endangered Species Act of 1973). El documento en la cual investigadores de la NOAA y revisores de Angel Shark Project colectaron información durante 12 meses, incluyó el angelote (Squatina squatina). Lee todas las contribuciones que los miembros de ElasmoCan aportaron de sus investigaciones a este reporte.

 

Normativas de protección

Las poblaciones en las Islas Canarias han podido sobrevivir gracias a, entre ellos, las normativas de pesca del Real Decreto 2200/1986 y el Reglamento Europeo 43/2009.

El Real Decreto 2200/1986 prohíbe la pesca de arrastre y artes de pesca similares a las cuales los angelotes son muy susceptibles. Con esto se dio un paso importante hacia una pesca sostenible.

El Reglamento Europeo 43/2009 del 16 de enero del 2009 promulga que “No podrán conservarse a bordo las capturas de pez ángel realizadas en todas las aguas de la Comunidad Europea. Las capturas se liberarán inmediatamente y, en la medida de lo posible, sin daño alguno”. En el año 2010 el reglamento fue ampliado a “Los buques de la Unión Europea y de terceros países tendrán prohibido pescar, mantener a bordo, transbordar o desembarcar el pez ángel (Squatina squatina) en aguas de la Unión Europea” (23/2010). La normativa se ha mantenido sin modificar y se ha ratificado hasta la actualidad por los reglamentos 57/2011, 44/2012, 40/2013 y 43/2014. Los reglamentos recientes 2015/104, 2016/72 y 2017/127 son más específicos sobre el origen de la captura y promulgan “Los buques de la Unión tendrán prohibido pescar, mantener a bordo, transbordar o desembarcar el pez ángel (Squatina squatina) y cuando se hallen en aguas de la Unión en caso de los buques de terceros países. En caso de que se capturen de forma accidental, no se les ocasionarán daños. Todos los ejemplares deberán ser liberados inmediatamente”.